La Provincia
Paralizada por Nación

Para los intendentes del Neuquén, es prioridad reactivar la obra pública

“Hemos perdido el financiamiento de Nación, los aportes comprometidos y la deuda no se está pagando”, precisó el ministro de Infraestructura, Rubén Etcheverry.

Durante la gira de trabajo que está realizando el gobernador Rolando Figueroa por el norte neuquino permitió vincular a las autoridades locales con funcionarios del gabinete y abordar temas de interés común como la continuidad de las obras públicas, una cuestión que impacta a nivel local y regional.

El ministro de Infraestructura, Rubén Etcheverry, se reunió el martes con varios jefes comunales para informarles sobre las gestiones que realiza la provincia para lograr la reactivación de la obra pública. Explicó el complejo panorama que existe a nivel provincial con 400 obras paralizadas y una deuda de 200 millones de dólares.

“Hemos perdido el financiamiento de Nación, los aportes comprometidos y la deuda no se está pagando -precisó-. Se ha presentado una ley de financiamiento de la legislatura que nos permite reactivar, en una primera etapa, 125 obras que son las más necesarias, las prioritarias y muchas de ellas son las que están permanentemente necesitando y reclamando aquí, en el norte neuquino”.

En esta instancia, el criterio de prioridad fue obras que presenten más de 80 por ciento de avance y los sectores de Educación, Salud y Seguridad.

Nicolás Albarracín, intendente de Chos Malal, afirmó que todos los gobiernos locales están en la misma situación: “Tenemos muchas obras paralizadas. El gobierno de la provincia está tratando de negociar. Sabemos que es el gobierno nacional, se han cortado todas las obras para las provincias y sobre todo para Neuquén, un lugar donde se produce tanto y nos han dejado sin recursos, donde todos estamos necesitando escuelas como inversión en salud pública”.

Agregó que “sin el acompañamiento del gobierno nacional, estamos trabajando en equipo para poder salir adelante, pero realmente no es solo la obra pública sino un montón de aspectos que se ha dejado a la provincia de Neuquén de lado. Pedimos que por favor se empiece a mirar a las provincias desde el gobierno nacional.”

Daniel Soto, intendente de Loncopué, remarcó que la obra pública es de gran impacto para la ciudadanía. “Hoy vivimos una realidad compleja, entendiendo que gran parte de los aportes del gobierno nacional están frenados y estancados para la obra pública, pero tiene una gran importancia y es un gran desafío para nosotros tener que afrontar y diseñar estrategias y propuestas junto al gobierno provincial para continuar con las obras que están iniciadas y proyectar obras a futuro”.

Marisa Antiñir, intendenta de Las Ovejas, recordó que su localidad tenía obras del programa “Casa Propia” de Nación y dijo “que ha quedado a mitad de construcción”. “Hemos tenido reuniones previas con el ministro de Infraestructura, a pedido del gobernador, para continuar con este trabajo y poder entregar estas viviendas que van a beneficiar a 16 familias de nuestra localidad”.

Por su parte Ulises Herrera, presidente de la comisión de fomento de Varvarco-Invernada Vieja, calificó como de “una enorme importancia” la reactivación de la obra pública para las comunidades locales. Explicó que “sin este tipo de obras, nosotros no podemos crecer”. Detalló las prioridades que tienen en esta materia y en primer lugar ubicó a la continuidad del asfalto sobre la ruta provincial 43 que vincula a la región norte y les da “una mejor calidad de vida” a todos sus habitantes.

En el mismo sentido se expresó Florentino Poblete, presidente de la comisión de fomento de Villa Nahueve, quien además se mostró expectante por la instalación de más plantas de gas “porque cada vez la calefacción se complica más, la leña ya es más escasa y esas son expectativas que tenemos para poder cumplir en estos cuatro años próximos”.

Lectores: 254

Envianos tu comentario