Información General
Si el tiempo acompaña

Luna de sangre: el primer eclipse total del año podrá verse en la provincia y gran parte del país

Fotografía de la última luna de sangre acaecida en noviembre del año pasado.

Llega la luna de sangre, el primer eclipse lunar total que se podrá ver en todo el país, y por supuesto en la provincia de Neuquén.

El fenómeno comenzará a las 22:33 de este domingo 15 de mayo. El eclipse total de luna que se registrará entre la noche del domingo y la madrugada del lunes tendrá visibilidad en todo el país, siempre cuando no este nublado.

Qué es la luna de sangre

La noche del 15 al 16 de mayo, la sombra de la Tierra bañará la luna llena tiñéndola de tonos rojizos. El fenómeno podrá contemplarse en Sudamérica, África, Europa y gran parte de Norteamérica.

La órbita de la Luna alrededor de nuestro planeta no es circular, si no que describe una trayectoria elíptica. Esto significa que no se encuentra siempre a la misma distancia de la Tierra, si no que en su recorrido existe un momento en el que se encuentra más lejos, conocido como apogeo, y un momento en el que se encuentra más cerca, el perigeo. Cuando se da este segundo caso, la Luna puede observarse mucho más grande y brillante dando lugar a lo que en el lenguaje popular se conoce como superluna.

Unas 3 veces al año aproximadamente, además, en el baile que tiene lugar entre el Sol, la Tierra y la Luna, nuestro planeta queda entre los dos astros, produciendo que, al menos parcialmente, la sombra de la Tierra se proyecte sobre la superficie de nuestro satélite. Cuando en el transcurso de esta alineación, la umbría de la Tierra se proyecta por completo en la Luna, es decir, se produce un eclipse lunar, nuestro satélite adquiere un color rojizo: un fenómeno conocido como luna de sangre.

Y cuando ambos fenómenos astronómicos coinciden en el tiempo, como será el caso entre los próximos 15 y 16 de mayo, en el firmamento se produce uno de los fenómenos más espectaculares del cielo nocturno, una superluna de sangre, la cual solo tiene lugar una vez cada dos años y medio.

No es que ninguna luz roja apunte hacia la Luna. Para entender el porqué de estos tonos rojizos podemos pensar en el Sol cuando se encuentra en el horizonte de nuestro planeta antes de desaparecer y dejar paso a la noche. En estas ocasiones, el Sol luce como una enorme circunferencia roja debido a que su luz incide de forma menos perpendicular a la atmósfera y tiene que atravesar una capa más gruesa de esta. Esto provoca que la luz azul se disperse, dejando pasar en su mayoría la parte más roja de todo el espectro de luz visible. Y esto el precisamente lo que pasa con la luna de sangre, que se produce porque la luz del Sol que incide en la Luna ha sido filtrada previamente por la atmósfera de la Tierra, la cual se encontraba en su camino.

Lectores: 99

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: