Información General
Emergencia hídrica

Fuertes nevadas obligaron a cortar rutas, pero no serían suficiente para contrarrestar la sequía

Neuquén y el Alto Valle viven una fuerte sequía y emergencia hídrica. (Dibujo: NOVA)

En el marco de la fuerte sequía que atraviesa la provincia de Neuquén como también Río Negro y toda la región del Alto Valle, en estas últimas jornadas se vivieron fuertes nevadas en la zona cordillerana, pero no serían suficientes para ponerle fin a una tendencia que lleva más de una década.

Concretamente, el titular de la provincia en la Autoridad de Cuencas, Elías Sapag, expuso esta semana ante la Legislatura y afirmó que, a pesar de las nevadas, no alcanza para encontrar soluciones a la emergencia hídrica.

"Todo sirve, pero no reemplaza", opinó el funcionario y luego agregó que "estuvimos 4 meses sin nada, pero igual es importante, aunque sea la última nieve”.

Vale destacar que la cordillera vivió jornadas de nevadas muy intensas que llevaron a la inhabilitación de rutas como los Siete Lagos –que recientemente fue liberada- o la Ruta 40. Sin embargo, si las heladas no consolidan la nieve, difícilmente logren alimentar los caudales de los ríos notoriamente.

Recordemos que se declaró la emergencia hídrica, social y productiva en la provincia a raíz de la fuerte sequía que se remonta a la última década, principalmente por las cuencas del río Neuquén y Limay que terminan confluyendo en el río Negro.

Por este motivo, se pidió a la Nación que también declare la emergencia para la región del Alto Valle lo que significarían nuevos fondos para sanear la situación, al igual que lo ocurre en la cuenca del río Paraná que también atraviesa una bajante histórica.

Lectores: 239

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: