La Provincia
Gestión

El Gobierno calificó de "positivo" el balance del Plan de Emergencia y Reactivación Cultural

Se informó que 67 millones de pesos fueron invertidos en el ecosistema cultural provincial gracias a los distintos programas que conforman el plan diseñado para afrontar las consecuencias de la pandemia.

Con la firma de un nuevo convenio suscripto con la Asociación Teatro del Histrión entre Pablo Di Lorenzo, Pablo Cosa y el ministro de las Culturas Marcelo Colonna, se apoya a la Sala Ámbito Histrión para reparaciones edilicias y se cierra la última etapa del Plan de Emergencia y Reactivación Cultural que la provincia del Neuquén implementó para dar respuesta a las necesidades del ecosistema cultural provincial, frente a la crítica situación provocada por la pandemia de Covid-19.

Un total de 67.052.500 pesos fueron entregados durante 2020 y 2021 a asociaciones, colectivos culturales, artistas independientes y trabajadores y trabajadoras de la cultura, en las distintas líneas programáticas que integraron el Plan de Reactivación en los tramos I y II.

Los programas “Rescate por el Arte” y “Arte Libre” destinaron un total de 17.459.000 pesos al pago de presentaciones, shows, festivales, encuentros, capacitaciones presenciales y virtuales en todas las localidades de la provincia.

Cerca de dos mil artistas fueron incluidos y participaron en actividades que (en su mayoría) pertenecen a programas y eventos propios del Ministerio o que fueron co gestionados con organizaciones y colectivos culturales, como el Festival Provincial de Circo organizado por CUN, “Sonemos juntos desde casa” con AMI (Asociación de Músicos Independientes de Neuquén), “Volver al Arte” organizado por Ámbito Histrión, “Fiesta del Títere” con El Arrimadero, “Festival Sismo” de Aluminé, Verano Cultural de Villa Pehuenia, Festival de Danza “Cuerpxs” y “Qr” junto a ARCUPA, “Cutral Co ARTE”, “Arte Pleno” con Artistas Unidos de Centenario y la programación de verano de TENEAS, entre muchos otros.

“Mantener Proyectos” aportó 6.538.500 de pesos al pago de gastos corrientes de 53 proyectos culturales de artes escénicas, literarias, musicales, audiovisuales y artesanías de toda la provincia, tales como “Vintage”, “El Arca”, “Academia Miriam Rotter”, “Vanka, escuela de Circo”, “ERDI” Escuela de Circo, “Entretenedores”, Librerías «Libracos» y «Veo Veo», “Cooperativa Minka”, “Animachicos”, entre otros.

Desde el programa “Rescate de Espacios Culturales” se realizaron aportes para el pago de alquileres a salas fundamentalmente de teatro y academias de danza y música. Fueron 3.500.000 pesos incluyendo los aportes de la etapa de contingencia, beneficiando entre otras a las salas de Teatro “El Arrimadero”, “Piccolo Teatro”, “Deriva”, “Ámbito Histrión” y de Danza Soul Center Studio, Más Que Danza Espacio Cultural, Academia Desafíos, WP Estudio de Arte, Escuela de Danzas Victoria Esseldin, etc.

El programa “Fortalecer Proyectos” otorgó aportes para gastos, equipamiento y adaptación de infraestructura, por un monto de 4.555.000 pesos, entre los que resultaron beneficiados músicos del norte neuquino, espacios culturales, teatros, festivales como Trabún y Sismo y los 5 nodos de la Red de Museos, que recibirán equipamiento para digitalizar las colecciones de los museos de la red.

En cuanto a los créditos a la Industria Cultural, que se articulan entre el Ministerio y el Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo del Gobierno de la provincia, se entregaron 148 créditos de entre 150 mil y 300 mil pesos, por un monto total de 35 millones.

El Ministerio de las Culturas implementó la gestión completa de este trámite online, por lo que se pudo asistir artistas y trabajadores de la cultura de 17 localidades en las disciplinas de artes escénicas, sonoras, cine y audiovisuales, artes visuales y gráficas, artesanías y artes literarias, incluyendo a las librerías declaradas como espacios culturales.

Cabe destacar que todas las convocatorias fueron públicas y abiertas y desde cada uno de los programas se asistió a artistas, espacios, propuestas y proyectos culturales que reunían las condiciones mínimas e indispensables para ser contenidos. Muchos de los cuales fueron asistidos con 4 o 5 aportes, en más de un programa, de acuerdo a la línea en la que decidieran aplicar.

Con un criterio de inclusión, respeto y atención a la diversidad, se contemplaron las situaciones particulares de la actividad cultural de cada rincón de la provincia.

Pensado para abarcar la mayor cantidad de situaciones posibles, se articuló el mencionado Plan de Emergencia y Reactivación Cultural, poniendo el acento en el acompañamiento, el diálogo, la convivencia y la contención social tan necesaria en relación a la dramática situación que le tocó vivir al sector y a la ciudadanía en su conjunto.

Lectores: 512

Envianos tu comentario