Panorama Político de Neuquén
Tensión

Gutiérrez se arma para la guerra, pero no para la pandemia

La semana en la política de Neuquén no fue para nada calma. Por el contrario, las aguas se agitaron en el primer feriado del fin de semana largo con el gobernador, Omar Gutiérrez. (Dibujo: NOVA)

La semana en la política de Neuquén no fue para nada calma. Por el contrario, las aguas se agitaron en el primer feriado del fin de semana largo, ya que continúa el conflicto en salud y su punto álgido se vio sobre las rutas a la altura de Junín de los Andes y –como hace 14 años atrás- en Arroyito, durante el jueves 1 de abril.

La tensión se hizo presente con las fuerzas de seguridad, particularmente la Gendarmería Nacional. Las largas colas de turistas (con algunos punteros políticos camuflados también), arremetieron cobardemente contra los “héroes” de la pandemia, aquellos que pelearon en primera fila contra este virus y que no son reconocidos con dignidad a la hora del cobro salarial.

Es que enfermeros y médicos exigen un acuerdo diferente al mísero 15 por ciento que otorgó Omar Gutiérrez con la total complacencia de Carlos Quintriqueo (ATE) y Luis Quersi (UPCN). Piden una nueva convocatoria a una mesa salarial.

Pero, en este marco, lo que llamó poderosamente la atención es como el propio gobernador se jactó de una nueva inversión millonaria para la “seguridad” de la Provincia con la compra de una impresionante flota de 66 móviles, lo que marca las prioridades de Gutiérrez a la hora de elegir entre la salud, la educación u otras áreas.

Además, se contrataron nuevos efectivos policiales y la inversión total fue de 125 millones de pesos. Sobre la tensa jornada vivida en Arroyito, el silencio oficial fue total, a pesar de que el conflicto se extendió por 12 largas horas y que un grupo irrumpió en el acto por el 2 de abril y, entre lágrimas, le pidieron respuestas al gobernador.

Es así que el clima represivo sigue siendo la respuesta política de la Provincia ante cada conflicto laboral e ineludiblemente esto trae el recuerdo del asesinato por la espalda del docente Carlos Fuentealba, justo un 4 de abril, responsabilidades que le quepan a los mismos gobiernos de la actualidad, a nivel nacional y provincial.

Y ¿será que Gutiérrez empieza a armarse para desatar una ola de represión en la región? Es algo que lo sabremos en el corto plazo. Pero a los trabajadores de salud, también podría sumarse la amenaza de desalojo de Cerámica Neuquén que el Gobierno, en vez de tenderles una mano, les pisotea la cabeza hasta asfixiar. En suma, los petroleros también amagan con un paro.

Conflicto con Nación e interna local

Para colmo, otro hecho relevante ocurrió esta semana en relación al conflicto en Salud. La delegada del Ministerio de Trabajo, Asunción Miras Trabalón, llamó a una conciliación obligatoria a través de una carta firmada por el ministro nacional Claudio Moroni, pero la Provincia la desestimó.

Es decir que Nación intentó mediar entre las partes, pero Gutiérrez y sus ministros decidieron unilateralmente anular la negociación con los autoconvocados de salud. Insólito por donde se lo mire, pero eso sí: dinero para armamento sí hay.

"Es importante aclarar distintas cuestiones. Es un organismo nacional, no tiene la facultad para realizar este espacio. La instancia correspondiente son las mesas salariales. Está politizado el tema del conflicto. Pretenden sacar réditos electorales con un tema sumamente sensible", dijo la ministra de Gobierno provincial, Vanina Merlo.

Pero esto hay que leerlo entre líneas. En términos políticos ¿esto podría abrir una grieta en el oficialismo municipal que dirige Mariano Gaido? Es que la alianza MPN-UNE en la ciudad capital entra en constante tensión con la alianza del UNE con el Gobierno nacional, ya que la afinidad de Mariano Mansilla con el kirchnerismo es más que clara, incluso siendo el ex esposo de Miras Trabalón, y compartiendo bloque con el Frente de Todos en la Legislatura.

Y si, por el contrario, el líder del UNE, Mansilla, ¿está midiendo su poder con Gutiérrez para fundamentar una alianza que le permita llegar al Congreso, bajo una lista con el propio MPN? Esto será tema de debate más adelante porque aún resta tiempo para las elecciones.

Por último, pero no menos importante, vale recordar -para los desmemoriados- que la Legislatura le aprobó a Gutiérrez, en marzo de 2020, la posibilidad de tomar una deuda de 140 millones de dólares para enfrentar los gastos de la pandemia. ¿Y esa plata a dónde fue si no sirve para financiar la salud?

Lectores: 261

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: