Judiciales y Policiales
Versiones cruzadas

Escándalo por la detención de un juez y su esposa en un shopping

Momento en que el oficial redujo al juez.

Este sábado se vivió un escándalo en el shopping que se ubica en Antártida Argentina, en la ciudad capital, en el que el juez en lo penal Diego Piedrabuena, y su esposa, resultaron detenidos.

Según trascendió, el magistrado tuvo una discusión con un empleado del supermercado que se encuentra dentro del predio al llegar a la línea de cajas y posteriormente salió hacia el sector del centro comercial.

En ese momento, un oficial lo siguió al juez, lo detuvo y lo tiró al piso. La esposa del funcionario judicial, al observar lo que ocurría quiso interceder, por lo que empujó al uniformado. Inmediatamente una mujer policía apareció en el lugar y la detuvo. Ambos fueron trasladados a la zona de los baños, donde, según manifiesta Piedrabuena, su pareja fue golpeada. 

El episodio quedó registrado en las cámaras de seguridad del comercio y el matrimonio fue trasladado a la comisaría Primera, donde fueron liberados pasadas las 17.30, con un oficio de atentado y resistencia a la autoridad, mientras que Piedrabuena denunció a los policías por privación ilegítima de la libertad y apremios ilegales.

Desde la Policía se comunicó que no brindarán ninguna información y que se dio intervención a la Fiscalía de Flagrancia, a cargo de Silvia Moreira, quien ordenó que se entreviste a los dos policías, al personal de seguridad, que se periten los videos de las cámaras de seguridad y que tantos los policías como el matrimonio fueran examinados por un médico.

Por su parte, el juez realizó una publicación en su perfil de Facebook en la que dio su versión de los hechos y aseguró: "Se enteraron que era juez, razón por la cual mi caso y el de mi esposa no se convirtió en otro caso como el de Sergio Ávalos o Facundo Agüero", disparó Piedrabuena.

El empleado del supermercado, en tanto, dio su versión de los hechos y contó que, luego de discutir con su esposa, Piedrabuena comenzó a insultarlo al pedirle que solo uno de los dos integrantes del matrimonio esté en la línea de cajas. Tras una serie de faltas de respeto, personal policial se acercó a pedirle más respeto, y comenzó a ser el blanco de las agresiones verbales del juez, que "se sacó aún más" cuando le dijeron que debía ir a la caja de supervisores porque estaba llevando gaseosas con envases retornables.

Tras el episodio, el cajero, identificado como José Mella, perdió de vista a tanto al magistrado como a los policías.

 

Lectores: 585

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: