Interior
Creer o reventar

La "buena" imagen del jefe comunal de Junín de los Andes, es solo una "Corazini"

  • El sueldo "humilde" de Carlos Corazini. (Foto: NOVA)
    Foto 1 de 7
  • Las cargas sociales que adeuda Carlos Corazini a su propia persona. (Foto: NOVA)
    Foto 2 de 7
  • Las deudas en préstamos que tiene Carlos Corazini. (Foto: NOVA)
    Foto 3 de 7
  • Carlos Corazini aparece en el Veraz. (Foto: NOVA)
    Foto 4 de 7
  • La mujer de Carlos Corazini trabaja también para el Estado. (Foto: NOVA)
    Foto 5 de 7
  • La mujer de Carlos Corazini, Alejandra Riquelme. (Foto: NOVA)
    Foto 6 de 7
  • La supuesta tercera en discordia, Barbi Bru Nai Del Vivero, dentro del matrimonio de Corazini. (Foto: NOVA)
    Foto 7 de 7

El señor intendente de Junín de los Andes, Carlos Anacleto Corazini, de a poco va perdiendo credibilidad en su pueblo que conduce, primero por su seña amenazante en una conferencia de prensa, y segundo, porque van saliendo los trapitos al sol, y tendría una doble vida amorosa.

Para adentrarnos en el día a día de Corazini, cuenta con un Fiat Idea versión full 2015. Como intendente municipal, Anacleto gana más 80 mil pesos y recibe salario del 2007 a la fecha dentro del municipio.

Él, como empleado de la municipalidad, más allá de que es el patrón por ser el jefe comunal, no paga las cargas sociales ni a él mismo. Debe el mes de octubre, noviembre y diciembre del 2018, y lo que va de enero de 2019. Esto significa un delito federal no abonarlas.

En cuanto a los préstamos que posee, tiene 121 mil pesos pedidos a dos bancos. No tiene consumo de tarjeta de crédito, pero aparece en el Veraz por no pagar DirecTV, una factura de 807 pesos.

En su círculo familiar está su esposa, Alejandra Teresa Riquelme, quien posee dos autos, una Renault Captur 2018 y una Volkswagen Suran 2016.

Ella se desempeña en el Consejo Provincial de Neuquén, con un salario de 42 mil pesos. Cabe resaltar que tiene créditos de 131 mil pesos y también se encuentra informada en el Veraz por una deuda con Telefónica.

El matrimonio tiene un hijo, Fernando Nicolás Corazini, que también trabaja para el Estado, puntualmente para la Dirección Provincial Aeronáutica, el cual tiene un sueldo de 32 mil pesos.

Lo sorpresivo de todo esto es que parece una familia perfecta, pero de puertas para afuera no lo es. El intendente tendría una relación paralela, una bella amante que se desempeña en la Policía provincial. Ella, Barbi Bru Nai Del Vivero, lo acompaña a todo acto político y de campaña que realiza y no lo deja ni a sol ni a sombra.

Existe un dicho popular que expresa que “no todo lo que brilla es oro”, y es el fiel reflejo del intendente de Junín de los Andes, Carlos Anacleto Corazini. Su imagen va decayendo considerablemente y su extraña vida a dos puntas, le estaría trayendo algunas complicaciones.

Lectores: 1055

Envianos tu comentario