Política
Complicada con los números

Storioni, la titular de Educación con pasado oscuro y presente turbio

  • Los dos sueldos que cobraba la ministra de Educación actual, Cristina Storioni en el 2015. (Foto: NOVA)
    Foto 1 de 8
  • El suculento salario de la la ministra de Educación actual, Cristina Storioni. (Foto: NOVA)
    Foto 2 de 8
  • El consumo de tarjeta de crédito de Cristina Storioni. (Foto: NOVA)
    Foto 3 de 8
  • La situación en AFIP de Cristina Storioni. (Foto: NOVA)
    Foto 4 de 8
  • La flota de automotores del marido de la ministra de Educación. (Foto: NOVA)
    Foto 5 de 8
  • El humilde sueldo del marido de la ministra de Educación. (Foto: NOVA)
    Foto 6 de 8
  • Los dos sueldos que cobraba la ministra de Educación actual, Cristina Storioni en el 2015. (Foto: NOVA)
    Foto 7 de 8
  • La situación en AFIP del marido de la ministra de Educación. (Foto: NOVA)
    Foto 8 de 8

La ministra de Educación de Neuquén, Cristina Adriana Storioni, lleva a cabo una función sin antes haber dado el ejemplo, ya que fue durante años ñoqui provincial, con dos sueldos y dos trabajos en simultaneo, generando interrogantes en sus ingresos y gastos, al igual que su marido arquitecto, empleado provincial y con un historial bastante tormentoso.

La mujer de 62 años de edad, cuenta con tres automotores: dos Nissan X-Trail, una 2005 y otra 2010, y una Hyundai Tucson del año 2017, capitalizando más de dos millones de pesos.

Siendo la actual referente de Educación, en el año 2015 se olvidó de dar el ejemplo, y se la apuntaba como ñoqui, cobrando dos sueldos por dos actividades. Una en la Legislatura provincial de Neuquén por 14 mil pesos, y a su vez, en el Instituto de Seguridad Social por 62 mil pesos. Allí no le alcanzaba la carga horaria siquiera.

En su desempeño actual como ministra, percibe un sueldo de 179 mil pesos, a lo que hay que sacarle el impuesto a las ganancias, y cuenta con un consumo de tarjeta de crédito de 313 mil pesos.

En referencia a la AFIP, inscripta como locación de servicios, está dada de baja por no haber presentado las declaraciones juradas, no pagar las cargas patronales y los impuestos. Posee la obra social OSDE, que debe rondar los 30 mil pesos de costo.

Por su parte, Javier Adolfo Marchinsky, su marido, es arquitecto y siempre laburó para el ministerio de Educación.  Él tiene una gran flota automotriz compuesta por cinco vehículos: dos Ford Focus del 2004 y del 2011, un Peugeot 207 del 2012, un Citroën C3 del 2013 y una Ford Kuga del 2017. Saquen sus propias cuentas de cuánto valen esos autos.

El hombre es empleado del Instituto Provincia de la Vivienda y gana 84 mil pesos. Tiene un consumo de tarjeta de crédito de 295 mil pesos. Está inscripto en AFIP y manifestó que tuvo una ganancia de 37 mil pesos, increíble.

También registra declaración jurada como trabajador en actividad, ejerce la arquitectura según señala la Anses, pero según averiguó NOVA, tiene un prontuario comprometido con la obra pública y pronto se enterarán con más detalles. Su mujer y él, ambos con el signo de interrogación sobre la cabeza y con los ojos puestos encima, por sus manejos oscuros en Neuquén.

Lectores: 416

Envianos tu comentario