Política
Un rompecorazones

Ramón Rioseco no puede con su vida sentimental y quiere manejar a todo el pueblo neuquino

  • El candidato Ramón Rioseco junto a la aspirante Asunción Miras Trabalon y Martín Sabatella, de Nuevo Encuentro. (Foto: NOVA)
    Foto 1 de 4
  • Delia Carrasco, esposa de Ramón Rioseco. (Foto: NOVA)
    Foto 2 de 4
  • La candidata a diputada, Asunción Miras Trabalon. (Foto: NOVA)
    Foto 3 de 4
  • El candidato Ramón Rioseco junto a la aspirante Asunción Miras Trabalo, de recorrida en Neuquén. (Foto: NOVA)
    Foto 4 de 4

El candidato a gobernador de Neuquén, Ramón Rioseco, un hombre con complicaciones en sus números personales, ingresos y egresos, también tiene algunos cruces por sus dos amores, uno oficial y el otro no. Así y todo, busca comandar una provincia tan rica, cuando en su vida privada tiene varios altibajos.

Es por eso que, en el rubro sentimental, en donde no se ven tan "seco" que digamos, tiene, por un lado, a su esposa Delia Elizabeth Carrasco, una señora ama de casa que no registra historia laboral, no tiene cuenta corriente, no tiene nada.

Por el otro, en donde parece que está "inundado", aparece la figura de una señorita que milita en el Partido Nuevo Encuentro de Martín Sabatella. Desde muchos sectores le apuntan como una supuesta amante del candidato a gobernador.

Esta mujer, identificada como María Asunción Miras Trabalon, abogada, a la cual le dicen 29 por los ñoquis, ya que Rioseco la ingresó como asesora en la Cámara de Diputados de la Provincia del Neuquén, también forma parte de un movimiento a favor del aborto.

Asimismo, cabe destacar que no solo recorren la provincia neuquina en pos de las elecciones, ya que la morocha es candidata a diputada, también lo habrían hecho por varias partes de la Argentina y el mundo, pero con otros fines. Un lujo.

De esta manera, el señor Ramón Rioseco, de características versátiles en el amor, un tipo que juega a la mancha con los aviones, se pasa la campaña rodeado de buen cariño con su candidata a diputada, y al llegar a su casa, cuenta con la fidelidad de su mujer de toda la vida. Como si fuera poco, quiere llevar los hilos de una provincia. No puede con su vida privada y quiere manejar al pueblo. Insólito.

Lectores: 600

Envianos tu comentario