Información General
En solo 10 meses

Vaca Muerta: preocupación por casi mil casos de contaminación ambiental en la provincia

La exploración y explotación de hidrocarburos está provocando graves perjuicios para la población y los productores de frutas.

Por Isaac Quispe Rojas de la redacción de NOVA

De acuerdo con información oficial brindada por la Secretaría de Ambiente de la provincia de Neuquén, gobernada por Omar Gutiérrez, de enero a octubre de 2018 se registraron 934 casos de contaminación ambiental. Ese alarmante dato viene generando enorme preocupación entre los pobladores y organizaciones que trabajan en la defensa y cuidado del ambiente.

El 19 de octubre se produjo un derrame de petróleo en un pozo explotado por la multinacional estadounidense de YPF y Schlumberger en el bloque de Bandurria Sur. El desastre que afectó entre 40 y 80 hectáreas ocurrió exactamente a once kilómetros de localidad neuquina de Añelo, que pertenece al área de la formación geológica Vaca Muerta.

Aquel derrame estuvo 36 horas fuera de control, según los propios trabajadores que denunciaron el hecho.  Mientras que el subsecretario de Ambiente de Neuquén, Juan de Dios Lucchelli, dijo que solo fueron “algunas hectáreas”, diez días después del desastre YPF admitió que fueron 47. Y las organizaciones ambientales advirtieron que afectó unas 80 hectáreas.

Al respecto, NOVA dialogó con Santiago Nogueira, diputado provincial por Libres del Sur, quien especificó que técnicamente se trata de “una surgencia, que es cuando un pozo se descompensa y se descontrola. Eso afectó a toda la zona operativa de la zona”.

Cuando ocurrió el desastre en Bandurria Sur, los legisladores presentaron un pedido de informe que fue aprobado por unanimidad en la legislatura provincial y empezaron un proceso de monitoreo para ver la caracterización del impacto ambiental y para determinar las causas que lo produjeron.

“Todavía no nos pueden dar respuestas sobre las causas. No hay nada claro sobre la caracterización del impacto ambiental y la Subsecretaria reproduce la respuesta que da la empresa, pero no hay una certificación”, señaló Nogueira.

Sumado a la contaminación, este año hubo cuatro accidentes fatales vinculados a la excavación de pozos de hidrocarburos, en “una alocada carrera por reducir costos en la actividad y se llevan puesto el ambiente y la vida de los trabajadores”, advirtió el diputado.

Mientras que en el mundo la técnica conocida como “fractura hidráulica” es fuertemente cuestionada por sus impactos ambientales, en Argentina el acuerdo YPF-Chevron habilita el uso de ese tipo de explotación que viene dejando decenas de derrames, explosión de pozos e incendios.

De acuerdo con la información publicada por el periodista Matías del Pozzi en el Diario Río Negro, en los últimos cuatro años las petroleras admitieron 3.368 “incidentes ambientales”, eufemismos de las empresas y el Gobierno de Gutiérrez para minimizar los hechos de contaminación.

El Observatorio Petrolero Sur (Opsur) denunció que, entre marzo de 2014 y enero de 2018, hubo al menos catorce hechos que desmienten el “fracking seguro”: explosión de pozos, incendios con llamas de hasta 15 metros de altura, derrames en zonas de producción de peras, roturas de canales de riego y 240 mil litros de agua tóxica derramada sobre chacras, entre otros.

Asimismo, Naciones Unidas emitió en octubre en su Cuarto Informe Periódico de Argentina que “la explotación total de todas las reservas de gas de esquisto (de Vaca Muerta) consumiría un porcentaje significativo del presupuesto mundial de carbono para alcanzar el objetivo de un calentamiento de 1,5 grados, estipulado en el Acuerdo de París”.

Ante esta grave situación que preocupa a los neuquinos, Nogueira viene pidiendo la creación del Ministerio de Ambiente y de juzgados ambientales que atiendan estos conflictos de manera específica. Asimismo, recomienda la capacitación de los funcionarios, porque quienes tienen que decidir no están formados en la temática ambiental.

Si bien recientemente se creó la Fiscalía Ambiental, “sostenemos que tenemos que avanzar en un juzgado”. También hay una serie de leyes sobre residuos petroleros que tienen estado parlamentario y se encuentra en la comisión de ambiente de la legislatura, a la espera de su tratamiento.

Finalmente, cabe remarcar que, además de YPF y Chevron, en Vaca Muerta también explotan las multinacionales Shell, Wintershall, ExxonMobil, Total, PAEG (Bulgheroni, CNNOC, BP), Equinor, Schlumberger, Pluspetrol, Pampa Energía y Mercuria.

Lectores: 1236