Política
¿No todo es color de rosa?

Las aventuras de Benjamín Ventura, el precandidato a la intendencia de Plottier por Cambiemos

El precandidato a la intendencia de Plottier por Cambiemos, Benjamín Ventura.

Poco sabemos del candidato del oficialismo a la intendencia de Plottier. Sin embargo, una cuestión que llama poderosamente la atención es que queriendo ocupar el sillón central del municipio, no sea plottiense, sino que tampoco vive allí

Benjamín Ventura actualmente reside en la ciudad de Neuquén, en el barrio Valentina, frente al depósito de la Serenísima, donde también realiza su actividad comercial -tiene un taller optimiza chapa y pintura-.

Al parecer se convirtió en “plottiense” hace veinticinco años atrás, cuando junto a su familia arribaron a tierras rionegrinas. Para ser más precisos, se ubicaron en Roca y Allen, ciudades donde montaron una estructura empresarial que apuntó a la comercialización de combustibles.

Lo que no se sabía era que el señor Ventura, no buscaba un lugar donde echar raíces, sino que se rumoreó que usó Plottier como paraíso fiscal para evadir y pagar menos impuestos y tasas de patentes de rodados.

Pasa que, siendo el menor de tres hermanos, el postulante de Cambiemos no quería ser menos, dado que su hermano mayor, es el propietario de una cadena de lavaderos automáticos de automotores y, su hermana junto al marido, son la cara visible de la estación de servicios Axion, de Roca, ubicada al lado del supermercado conocido como La Anónima y, hasta el 2012, estaban al frente a la estación ubicada sobre ruta 22, en Allen.

Con gran tensión por querer estar a la altura de su círculo familiar, Ventura también tuvo que afrontar la lejanía de su padre, quien le montó un emprendimiento en Neuquén capital. Trascendió que el problema central entre Benjamín y su padre, no era por los negocios, sino por su condición sexual, dado que por su condición de homosexual no era bien vista por la compañía petrolera,

Es por eso que el pequeño Benjamín decidió alejarse y montar un taller en Neuquén. Iniciativa que desarrolló junto a un socio/novio, de nombre Rodrigo, que hasta ese momento se desempeñaba como encargado en una importante aseguradora de la provincia (Mafre)

Fiel a su picardía, Ventura se entregó a otro príncipe azul y, rápidamente entabló un romance extramatrimonial con un reconocido médico traumatólogo de la ciudad de Neuquén, quien actualmente vive en el Comahue Golf Club. Sin embargo, la relación no prosperó, dado que el señor tenía esposa e hijos; vínculo familiar que se quebró tras darse a conocer el amorío.

Intentando huir de este problema, Ventura despejó su cabeza incursionando en el mundo de la política. De la mano de su pareja de turno, un subsecretario de cultura de la municipalidad y también presidente de NCN, Andrés Ross, nace su precandidatura por Cambiemos en la ciudad de Plottier.

En ese sentido, el presupuesto de campaña estaría conformado por dos pilares, por un lado, gracias al aporte de su padre, quien se rumorea que con tal de tenerlo lejos, le mandó plata y, por el otro, lo banca la municipalidad de Neuquén y el espacio político Nuevo Compromiso Neuquino (NCN).

Lo más importante e interesante de todo ésto es justamente lo que muchos no quieren que se sepa. Pasa que, además de querer convertirse en intendente de Plottier, Ventura también quiere seguir en su afán de Don Juan; se supo que ya conquistó el corazón de varios funcionarios y exfuncionarios de la administración de Horacio “Pechi” Quiroga, actual intendente de Neuquén.

Lectores: 929