Información General
Conflicto gremial

Después del caos en los accesos a Neuquén, madereros levantaron el corte

Los trabajadores de Maderas al Mundo (MAM) reclaman que se cumplan los acuerdos, a más de un año del comienzo del conflicto.

Los trabajadores de Maderas al Mundo (MAM) levantaron alrededor de las 10.30 el corte del puente “viejo” de la Ruta 22 que une Neuquén y Cipolletti. Los vehículos podían transitar por el “nuevo” que había sido convertido en doble mano, pero con una gran congestión de tránsito.

El bloqueo no sólo impactó en esa zona, sino también en los otros accesos de Ruta 7 y Tercer Puente, que de por sí suelen estar cargados. Además, en la vía provincial se produjo un choque en cadena de la seis autos frente a Zanon, provocando que los vehículos circularan a paso de hombre.

En el caso del puente carretero, la medida de fuerza fue realizada por los madereros hace más de un año que esperan soluciones, cuando la empresa comenzó un plan de ajuste en su planta laboral, despidiendo a gran parte de sus operarios. Quienes no fueron reincorporados o llegaron a algún acuerdo quedaron en una especie de “limbo”, sin cobrar indemnizaciones ni retornar a sus tareas.

El delegado Franco Vergara explicó que son 22 los trabajadores que están en esta situación y que permanecen en un acampe frente a las puertas de la planta ubicada en el Parque Industrial de Neuquén. La principal denuncia de los manifestantes es la complicidad del gobierno provincial, dándole carta blanca a la familia Bergese, dueña de MAM y otras empresas, ya que, aseguran, no se les obliga a cumplir los acuerdos.

La situación de MAM, que comenzó en julio del año pasado y tuvo momentos de gran violencia cuando la policía reprimió a los trabajadores en diciembre, es ambigua ya que la fábrica se encontraría en funciones después de la represión, pero con parte del personal aun a la espera de respuestas.

Lectores: 521