Información General
Políticas públicas

Implementan un dispositivo destinado a la prevención de la violencia de género

Se trata de una unidad que funciona en la órbita del Ministerio de Ciudadanía y busca el desaprendizaje de conductas violentas. (Imagen ilustrativa).

El Ministerio de Ciudadanía puso en marcha el Dispositivo de Atención a Varones (DAV), una unidad pensada para atender a varones que ejercen violencia contra las mujeres y que hace foco en el desaprendizaje de las conductas violentas adquiridas desde una mirada psico-socio-educativa.

“El objetivo general es ofrecer un espacio de reflexión grupal que permita poner en juego las representaciones, emociones y acciones cotidianas respecto de una situación personal en relación con la vida familiar, a fin de prevenir la reincidencia de conductas agresivas”, dijo Mauro Andrade, director general de Prevención y Articulación del dispositivo.

En primera instancia, los usuarios del servicio llegan derivados por el fuero de Familia del Poder Judicial de Neuquén, de acuerdo con el artículo 25, inciso r, de la Ley 2.785 de Violencia Familiar, marco legal en el que se ampara este dispositivo.

El ingreso es a través de una entrevista de admisión en la cual una dupla de profesionales hace un análisis de la situación para determinar si ese varón tiene actitud para el trabajo grupal. Además, quedará abierta la posibilidad para que los varones lleguen por iniciativa propia.

“La idea es hacer 18 admisiones por semana y trabajar con grupos de 13 varones. Vamos a crear cuatro dispositivos grupales que van a funcionar a la mañana y la tarde. El primer objetivo es alcanzar la asistencia de 70 u 80 varones en los primeros seis meses de trabajo”, detalló Andrade.

En cuanto a la idea de trabajar con grupos de varones, analizó: “La instancia grupal permite el reconocimiento a través de los relatos de los demás participantes y la intervención del equipo facilitador de la construcción de las conductas violentas a partir de la sociabilización de este modelo de aprendizaje patriarcal, y por lo tanto de su posibilidad de cambio”.

En cuanto a las expectativas del dispositivo, indicó que en distintos puntos del país se trabaja con resultados positivos. Un caso se da en San Miguel (Buenos Aires) donde una investigación sobre las denuncias que llegaban al Juzgado Nº 2 dio cuenta que con una atención adecuada el varón empieza a regular su nivel de violencia, por lo tanto baja la tensión y la agresividad en la vida familiar. “Aparecen nuevas medidas de protección que alivianan la carga de mujeres, niñas, niños y otras personas que habitan o cohabitan con el varón”, expresó Andrade.

Finalmente, el director general de Prevención y Articulación de la Unidad valoró el trabajo de la prevención de la violencia y la promoción de nuevas formas de vincularse a través de la afectividad y el buen trato.

“En esa lógica trabaja el Pintó Enamorarse (Programa de la Subsecretaría de las Mujeres) no sólo criticando el modelo patriarcal, sino mostrando un nuevo modelo a seguir. Debemos valorar esa experiencia, tomarla y generar lazos pensando en esos varones adolescentes que aprendieron un modelo y pueden desaprenderlo entendiendo que es una cuestión cultural”, señaló.

De esta manera, el Ministerio de Ciudadanía se ajusta a las recomendaciones de la ONU Mujeres y a la Ley 26.485 -de protección integral de las mujeres-, que señalan la necesidad de incorporar a los varones dentro de las políticas públicas orientadas a la prevención y la atención de la violencia de género.

Lectores: 659