Política
Infraestructura vial

Se inauguró el Tercer Puente, obra que une Neuquén y Río Negro

  • La nueva vía demandó una inversión del Estado nacional de 476 millones de pesos.
    Foto 1 de 3
  • La nueva vía demandó una inversión del Estado nacional de 476 millones de pesos.
    Foto 2 de 3
  • La nueva vía demandó una inversión del Estado nacional de 476 millones de pesos.
    Foto 3 de 3

Este viernes quedó inaugurado el Tercer Puente sobre el Río Limay que une las provincias de Río Negro y Neuquén, que mejora la conexión vial y la fluidez entre las ciudades de Neuquén y Cipolletti al abrir una vía alternativa a la colapsada y congestionada RN22 y sus dos actuales puentes sobre el río Neuquén. 

La obra fue inaugurada por el presidente Mauricio Macri, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, y el administrador general de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, junto a los gobernadores Omar Gutiérrez y Alberto Weretilneck, y los intendentes de Neuquén, Horacio Quiroga, y de Cipolletti, Aníbal Tortoriello.

“Este puente tan importante para la región tendría que haberse terminado hace mucho tiempo. Trabajando juntos, lo hicimos posible”, dijo Guillermo Dietrich durante el acto oficial.

El Tercer Puente es una obra data de 2001 y que luego de cuatro años quedó inconclusa. Desde entonces, y hasta principios de 2016, cuando el Gobierno nacional reactivó el proyecto, lo único que se encontraba en pie era la estructura en medio del río, sin terminar, sin accesos e inutilizable.

Los trabajos que llevó adelante el Ministerio de Transporte, a través de Vialidad Nacional, incluyeron -además de la nueva calzada- la construcción de las ramas de acceso, distribuidores sobre la RP7 y tres rotondas en las intersecciones con la RN151 y la circunvalación de Neuquén.  

El puente conecta la variante de la Ruta Nacional 22 que se desarrolla a lo largo de 10 km desde la RN151, en Río Negro, hasta la circunvalación de Neuquén, en la intersección con la RP7. Forma parte de un proyecto aún más grande para transformar más de 500 km de la RN 22. Desde Bahía Blanca (provincia de Buenos Aires) hasta Chichinales (provincia de Rio Negro) se hará “Ruta Segura”: ampliación de carriles, tercera vía de sobrepaso, banquinas pavimentadas y señalización; y desde Chichinales hasta Arroyito (Neuquén) se hará autopista.

La nueva vía, que demandó una inversión del Estado nacional de 476 millones de pesos, dinamizará el intercambio comercial y acompañará el crecimiento de la actividad petrolera. La variante conecta con la RP7, un corredor que en conjunto con la RP51 conformarán la “Ruta del Petrolero”, y que actualmente el Gobierno nacional está transformando en una autopista para agilizar el recorrido hacía la cuenca hidrocarburífera de Vaca Muerta.

Asimismo, beneficiará a la zona norte de la capital neuquina donde funciona un parque industrial y las zonas aledañas a la ciudad, donde se realiza el cultivo intensivo de manzanas, peras y uvas, entre otros productos agropecuarios.  

“El Tercer Puente es una obra emblemática que los vecinos de Neuquén y Cipolletti esperaron durante más de 15 años y hoy finalmente es realidad. Durante mucho tiempo los vecinos se resignarán a ver un verdadero elefante blanco en medio del río Neuquén. Hoy demostramos que trabajando de manera profesional y transparente los argentinos somos capaces de cambiar la realidad y terminar las obras de infraestructura que verdaderamente mejoran nuestra calidad de vida”, señaló Javier Iguacel

Lectores: 1628

Envianos tu comentario