Política
Tiene una causa por una hija no reconocida

Moenne, el intendente de Senillosa, rey del nepotismo y con problemas extramatrimoniales

  • Víctor Hugo Moenne Loccoz tiene un proceso judicial por no reconocer una hija. (Fotos: NOVA)
    Foto 1 de 3
  • Moenne Loccoz está dado de baja de AFIP por no presentar las Declaraciones Juradas y pagar los impuestos. (Foto: NOVA)
    Foto 2 de 3
  • Su esposa, Patricia Noemí Fernández trabaja también para la Municipalidad de Senillosa. (Foto: NOVA)
    Foto 3 de 3

El intendente de Senillosa hace varios años que está al frente de la ciudad, lo que le permitió hacer unos cuantos negocios espurios y poder colocar a algunos miembros de su familia como empleados de la Municipalidad. Sin embargo, no pudo ocultar uno de sus mayores problemas personales, como el no reconocer a una hija de una relación extramatrimonial.

Víctor Hugo Moenne Loccoz tiene un prontuario extenso en su larga carrera en la política, compartiendo la actividad privada y la pública. Además de ejercer como jefe comunal, donde se lleva casi 75 mil pesos mensuales a su bolsillo, está nombrado en ENSI (Empresa Neuquina de Servicios de Ingeniería S.E.), donde se desempeña al menos desde 2007, aunque nunca estuvo muy clara su función.

Con estos dos empleos que se superponen, pudo acceder a una costosa flota de autos, entre los que se destacan dos camionetas 4x4 marca Ford Ranger y un Peugeot 508 de alta gama, con una valuación total entre los tres vehículos que superan ampliamente los dos millones de pesos.

Antes de llegar a la intendencia, Moenne Loccoz estuvo inscripto en el monotributo para la venta de vestimenta de cuero y calzado, al por mayor y menor. Pero actualmente está dado de baja por no presentar las Declaraciones Juradas y pagar los impuestos. Al estar inhabilitado, para el fisco no puede facturar, hasta que regularice todo. Al mismo tiempo está informado por Telefónica Móvil, por no pagar sus cuentas y mantener una deuda, en un proceso que está a punto de iniciar acciones judiciales.

En Senillosa y alrededores algunos lo conocen como el rey del nepotismo, ya que además de trabajar él mismo como alcalde, logró colocar a su mujer, Patricia Noemí Fernández quien, gracias a esos negocios, sumado a su sueldo en el Consejo Provincial de Educación de Neuquén, pudo comprarse un lujoso Jeep Gran Cherokee Renegade cero kilómetro, valuado en casi 1 millón de pesos.

Al mismo tiempo, nombró en la comuna a Cinthya Moenne Loccoz, su hija, quien pasó a ser una ñoqui VIP. Pero lo cierto es que, a pesar de su intención, no pudo nombrar a todos los que él quisiera, y más cuando se desató un proceso judicial por filiación que derivó en una denuncia en su contra por una relación extramatrimonial.

El año 2008, el intendente de Senillosa fue acusado por Silvia Viviana Ríos, quien realizó una presentación solicitando la reparación de 5 mil pesos para una menor en concepto de daño moral. Allí se le inició una causa por la omisión de no reconocer a su propia hija, negándole el uso del apellido. La insólita respuesta de Moenne Loccoz, fue argumentar que era infértil, algo que después fue descartado.

Lectores: 66